Nuevas tecnologías permiten extender la comercialización de la creatividad