Los hoteles de trabajo desaparecen en un 50% por lo menos