La fuerza laboral se reduce dramáticamente