La economía personal se contrae