El manejo de datos personales se vuelve más delicad